INICIO   TÉCNICA   FÍSICO   ESTRATEGIA   MENTAL

PROGRAMA SEMANAL             

Uno de los problemas más comunes en el putt es el movimiento de la parte baja del cuerpo durante el golpe, lo que causa una base inestable para el giro de los hombros, un poder no deseado e inconsistencia.

Los jugadores sin darse cuenta desplazan sus piernas y caderas en el backswing, y en el swing hacia adelante además de desplazarlas las rotan.

Mantener la parte baja del cuerpo firme y estática es una constante de los grandes poteadores.

Veamos algunos drills e imágenes para lograrlo:

La sombra. Toma tu colocación de manera que el sol de directamente en tu espalda. Ejecuta el putt y observa en la sombra la estabilidad de tu parte baja del cuerpo.

Bastón en el muslo derecho. Toma tu colocación y pon un bastón recargado en tu muslo derecho. Ejecuta el putt sin moverlo.

Toca un objeto fijo. Toma tu colocación tocando la pared o una silla con tu trasero, o tocando el marco de una puerta o una silla con tu muslo izquierdo. Ejecuta el putt con la parte baja del cuerpo estable.

Imagina que estas poteando con las piernas dentro de un barril lleno de cemento o que tus piernas son el tronco de un árbol y los pies son las raíces.