INICIO   TÉCNICA   FÍSICO   ESTRATEGIA   MENTAL

PROGRAMA SEMANAL             

Las personas que pasan mucho tiempo sentados en el escritorio o en el automóvil llegan a tener el cuello muy tenso porque lo hacen con la cabeza inclinada hacia adelante lo que requiere que los músculos del cuello se contraigan para soportar el peso de la cabeza.

La movilidad en el cuello tiene un efecto tremendo en los mecanismos del swing. Para entenderlo imagina que tienes el cuello lastimado e intenta hacer el swing, es claro que la habilidad para rotar se limita dramáticamente.

Los errores comunes en el swing por tener el cuello apretado son: giro limitado de la cabeza y los hombros lo que acorta el backswing y el seguimiento, pérdida de postura o levantamiento del cuerpo y sway o desplazamiento de caderas.

Veamos 3 ejercicios para aumentar el rango de movimiento del cuello:

La estrella cervical: imagina que hay enfrente de tu cara una estrella con una línea vertical, una línea horizontal y 2 líneas diagonales. Moviendo tú cabeza y cuello traza las líneas 3 veces. Vertical. Horizontal. Diagonal. Diagonal.

Toca el hombro con tú oído: sentado deja caer tu hombro y brazo izquierdo y agarra la silla. Ahora inclina tu cabeza a la derecha, tratando de tocar el hombro derecho con el oído. Usa la mano derecha para ayudar al estiramiento. Repite el ejercicio en el otro lado.

Estira el elevador: el músculo elevador de la escápula es uno de los más lesionados en el cuello. Para mejorar su función realiza el siguiente ejercicio: sentado baja tu hombro y brazo derecho y agarra la silla. Ahora con la mano izquierda agarra el lado derecho de la cabeza y jálala de modo que la nariz apunte hacia tu bolsillo izquierdo. Repite el ejercicio en el otro lado.