INICIO   TÉCNICA   FÍSICO   ESTRATEGIA   MENTAL

PROGRAMA SEMANAL             

Estrategias para reducir tu score

En mi niñez jugué con maderas con cabeza de madera llamadas Persimmon, después en mi juventud jugué con cabezas de acero y ahora juego con las cabezas de titanium. Gracias a los avances en la tecnología puedo afirmar que “entre más viejo estoy, logro más distancia”.

La Non-Conforming Driver List que puedes ver en www.usga.org es impresionante, contiene cientos de drivers no permitidos por no cumplir con las especificaciones vigentes. Considero que para la mayoría de los jugadores la distancia no es el problema para mejorar el score. He observado jugadores golpear la bola de una forma bastante aceptable en la práctica, pero como su hándicap no corresponde a sus golpes, suelo preguntarme ¿cómo le hace para tirar tantas?.

Veamos 10 puntos de cómo mejorar tu score sin hacer cambios sustanciales en tu técnica, aunque probablemente los requieras pero de ello trataremos en otra ocasión.

“Todo lo que se puede medir, se puede mejorar”. Peter Drucker. Partiendo de esta frase vamos a ver algunas áreas del juego que son susceptibles de medirse y cómo podemos hacer para mejorarlas.

1. PUTT: no es un secreto que el putt es un factor importante para reducir los golpes. Hace años Bobby Jones declaró: “Considero acertado que se diga que el putt es la parte más importante del golf”. Pero los greens de práctica sin jugadores y comentarios en el Hoyo 19, como: “si no hubiera tripoteado tantas veces, hubiera tirado…”, indican que es un asunto que todavía no hemos asimilado del todo.

El promedio actual de putts en rondas de 18 en la PGA es de 27.93 el más bajo a 30.69 el más alto. Como es probable que no conozcas tu promedio, vamos iniciando un registro para poder determinarlo. El reto es el siguiente: hándicap 36 – 40 putts; 18 – 35 putts; 9 – 32 putts; 4.5 – 30; Scratch – 29 putts.

Por simple lógica, si el putt es el bastón con el que más golpes haces, debe ser el bastón que más practiques.
En este aspecto tu reto es doblar tu tiempo de práctica actual. Dedica tu entrenamiento al control de la distancia en los putts largos y a la dirección en los putts cortos.

2. UP & DOWN: si un jugador profesional en promedio logra 11 greens en regulation, lo más probable es que nuestro promedio sea menor a ellos. Por ello necesitamos afinar nuestros golpes alrededor del green para rescatar los pares y bogeys. Probablemente te sorprenda saber la cantidad de tiempo que los profesionales pasan practicando su juego corto, por ello su porcentaje de up & down anda entre 50 y 60 %.

El plan es el siguiente: registra los up & down y dobla tu entrenamiento del juego corto. Esto incluye los diferentes golpes con tus wedges a una distancia menor a 100 yardas. También aumenta tu repertorio de golpes cortos.

3. SAND SAVES: aunque los sand saves en las estadísticas de la giras son parte de los up & down, los comento por separado por la manera que influyen en el score. Es común escuchar “caí en todas las trampas”, por cuestión psicológica al tener temor a las trampas lo más probable es que terminemos en ellas. Quien tiene desconfianza a las trampas entra en ellas casi persignándose porque parece que en las trampas asustan fantasmas o salen culebras. El primer reto es sacar la bola de la trampa del primer golpe sin importar dónde quede. El segundo reto es sacarla y dejarla en green. El tercer reto es colocarla para meterla de un putt. Registra en tu tarjeta los S.S.

4. PRECISIÓN EN LAS SALIDAS: si en el golf se ganara por la distancia no tendría ningún sentido que hubiera un hoyo donde meter la bola, pero el golf por naturaleza es un juego de precisión. Te recuerdo que en los pares 4 y 5 no es obligatorio salir siempre con el driver. En fairway angostos, en hoyos pata de perro, en roughs altos y muy arbolados, en O.B. muy cercanos y en hoyos tricky es mejor salir con una madera 3 o 5, e incluso hasta un fierro. Los profesionales en general logran de 9 a 10 fairways de 14 posibles. Tu reto es lograr: hándicap 36 – 2 fairways; 18 – 5; 9 – 8; 4.5 – 9; Scratch – 10.

5. LOS NUMEROTES: en ocasiones nuestra tarjeta parece boleta de calificaciones. Hacer un doble-bogey o más, se hace en un abrir y cerrar de ojos. El asunto es que algunos jugadores pestañeamos tanto que parece tip nervioso. Los 3 culpables principales de ello son: los golpes de castigo (obstáculos de agua, bola perdida, O.B.´s), pésimos golpes alrededor del green y three-putts. Identifica los hoyos donde frecuentemente haces númerotes, replantéate tu estrategia de cómo jugar estos hoyos y compara resultados. Recordemos que “un problema bien planteado es la mitad de la solución”.

6. EL HÉROE: si nuestro competidor tira el fierro 7, nosotros tiramos el 8; si él hace un flop, nosotros queremos hacerlo más alto, si el sale con driver nosotros queremos ganarle a la distancia, si él hace un “viva México”, nosotros queremos un “viva México y España”. En fin queremos mostrar que las podemos más. Para monitorear estas conductas registra en tu tarjeta la palabra Héroe y marca cada vez que hayas actuado de esta forma. La idea es medir esta conducta y trabajar para evitarla.

7. CONOCE Y JUEGA CON TUS DISTANCIAS REALES: en un fin de semana observa los jugadores que llegan al hoyo 9 o 18 de tu Club. Podrás notar que un alto porcentaje de jugadores se quedan cortos en su golpe al green. Esto se debe a que jugamos con distancias ficticias para cada bastón, basadas en nuestro mejor golpe o en la distancia de pegadores largos. Te sugiero que definas tu distancia para cada bastón dentro de un rango y que aceptes la realidad. Te recuerdo que las Reglas nos permiten usar 14 bastones, por si no llegas con uno usa el siguiente.

8. RESPETA EL SEMAFORO: la mayoría de los golpes de recuperación nos ofrecen 3 opciones: la opción A o color verde: es la opción más segura, nos permite lograr un buen bogey; la opción B o color amarillo: es una opción donde hay que tomar precauciones; y la opción C o color rojo: es la opción más peligrosa, la menos recomendable. En las 3 opciones hay que valorar el porcentaje de riesgo contra la recompensa. Tal como cuando conduces un automóvil es mejor respetar el semáforo en rojo. Registra en tu tarjeta los golpes de recuperación, la opción elegida y el resultado obtenido.

9. TIEMPO DE CALENTAMIENTO Y DE PRÁCTICA: cuando trabajé en Vallescondido daba las salidas en fin de semana. Aún cuando la mayoría de los jugadores calientan y practican antes de salir a jugar, por el buen nivel de cultura golfística que hay en el Club, no faltaba quien llegaba tarde y hacía los clásicos 20 segundos de calentamiento en la mesa de salida. Con el tiempo tome como norma de seguridad no ponerme delante de la mesa, sin importar el nivel del jugador, porque el jugador frío y con frío ¡hace cada tiro¡ que de aquí a que entra en ritmo es probable que haga algunos númerotes. El reto es calentar mínimo 5 minutos y practicar mínimo 10 minutos.

10. EXPECTATIVA DE GOLPES: frecuentemente vemos a jugadores que tiran noventas, intentar hacer golpes como si tuvieran hándicap de un dígito, incluso ni siquiera ellos tomarían las decisiones de estos jugadores. Estos jugadores desafían todo lo que se ha escrito sobre estrategia buscando tirar el score de su vida. Por supuesto terminan con un score muy alto porque las decisiones incorrectas desencadenan un espiral hacia abajo de malas decisiones y de malos resultados.

Prueba establecerte un rango de golpes de acuerdo a tu hándicap, por ejemplo tirar entre 90 y 92 en 18 hoyos. Con esto en mente sabes que con bogey estás dentro del objetivo y normalmente por no estar presionado saldrán uno que otro par.

Hemos visto 10 formas de reducir nuestro score, si al aplicar estos conceptos logras bajar un golpe, bien valió la pena el haber escrito este artículo.